Sígueme, sin miedo

SÍGUEME, SIN MIEDO
Anímate a seguirme por mail, Facebook y Google+.
No olvides bajar por la página para ver los textos al completo en la pantalla.
Disfruta con lo leído y siéntelo.

jueves, 14 de abril de 2016

Tu cara

Cierro los ojos
Entre negrura, veo un punto azul
Se va definiendo
Perfilando una imagen
Cadavérica, mortífica, esquelética
Poco a poco, una cara
Unida a un cuerpo tapado
En decúbito supino inerte
Cuencas de ojos vacías
Agujeros negros de la muerte
Mejillas inexistentes
Pozos resultantes de la erosión
De un alzheimer galopante
Aplastante, abusador, despiadado
Consumidor de almas limpias
Esa cara se me antoja sufrida
Maltratada, sin hallar la paz
Anhelada en los espíritus que parten
Mal repartida, codiciada paz

Y de repente,
En mi postura meditativa
En mi intuición floreciente
Con mis sentidos en letargo
Se me dispara la alarma
Y lo comprendo todo
Sé quien eres, imagen monstruosa
Pero de lo más natural
Eres el ciclo de la vida
El final del programa
Lo que toca por edad
Y por nivel genealógico
Sí, te toca a tí ahora
Pon final a tu sufrimiento
Convertido en una felicidad fantasmal
E irreal, pero olvidadiza
Pasa tu página ya
No sentiré dolor
Porque hoy lo que siento es lástima
Por tí
Por tu hija
Por mí
Por todas las mujeres de la familia

Encontré mi misión:
Romper la inercia femenina
Que heredamos
Cuidar, sufrir, 
padecer los males propios y ajenos
Y pongo un BASTA por testigo
Que yo no acabaré como vosotras!
Todavía estoy a tiempo, lo sé
Y avanzaré día a día 
En mi empeño de liberar vuestras almas
Sin condenar la mía propia

Eso sí, sola me cuesta
Necesito vuestra energía mujeril
Venida de lo más profundo y ancestral
Para ayudarme en mi cruzada
Por el descanso de todas
Seré como una Juana de Arco
Con estandarte de ruptura
El fuego limpiará todo
Y en un nuevo amanecer
Nuestras almas bailarán
Al son del arpa

No hay comentarios:

Publicar un comentario