Sígueme, sin miedo

SÍGUEME, SIN MIEDO
Anímate a seguirme por mail, Facebook y Google+.
No olvides bajar por la página para ver los textos al completo en la pantalla.
Disfruta con lo leído y siéntelo.

viernes, 4 de abril de 2014

Mandamientos

No reconozco el reflejo que veo en el espejo.
No quiero tener una alma desorientada, perdida.
No me veo entre la mayoría.
No quiero ser gris, neutral...triste.
No me inundes, pena, con tus dolencias, maldiciones y hechizos.
No me alimento día a día de la desgracia de los demás.
No quiero ser una más, pululando en esta vida que pasa, como un suspiro.
No quiero verme apocada, desdichada, anudada a la mediocridad.

Pero hoy...
No me siento afortunada, ni alborotada por la dicha.
No soy lo que fuí, pero tampoco lo que llegaré a ser...que no se...ni quiero saber.
No celebro la alegría de vivir, el regocijo de saber que estoy viva y un día más sale el sol.
No me suelto la melena al viento y grito "que sea lo que sea", sin más.
No canto, no bailo, no río, no lloro, no sueño, no amo...sin premeditación y alevosía.

Por eso te pido...
Vuelve a mí, felicidad perdida, alegría olvidada en un cajón del armario.
Piensa en mí, sol eterno, astro rey, que todo iluminas.
Hazme un sitio a tu lado, tiempo que pasa, que corre, que no te alcanzo.
No me olvides, amor eterno, pasión desenfrenada, locura sana.

Al final y al cabo, este ser humano invisible, minúsculo, imperfecto, tiene un universo entero para dar.




No hay comentarios:

Publicar un comentario